Barba corta, cuidados imprescindibles

La barba corta o también conocida como barba de 3 días es probablemente una de las más recurridas por todo hombre a lo largo de su vida, no obstante sin los cuidados adecuados puedes pasar de auténtico gentleman ha tener un aspecto “dejado”… incluso si lo que buscas es un look “desenfadado”, este requiere más cuidados (como verás en este artículo) del que podrías esperar por su nombre.

 

Empezando con la barba de 3 días

El nombre “barba de 3 días” no es más que una orientación acerca de un estilo cuya longitud de vello facial es corta, dependiendo del hombre y apariencia que se quiera conseguir, se podría hablar de una barba que conlleva de 3 a 6 días de crecimiento.

Como recomendación lo más fácil es realizar un afeitado inicial y tras esto dejar que la barba crezca libremente hasta encontrar la longitud deseada antes de comenzar con el proceso de mantenimiento de la misma.

 
Barba corta estilos y cuidados
 

Las herramientas necesarias

Para realizar el mantenimiento de la barba es imprescindible contar con una recortadora que permita variar las longitudes de vello, el mercado está lleno de máquinas de este tipo con precios y características que varían en cada caso, algunas interesantes que quizás quieras tener como referencia:

 

Eligiendo y manteniendo el estilo

Según se recorten las líneas que delimitan la barba se conseguirá un estilo de barba definida o un acabado más casual.

 

Barba “desenfadada”

Para obtener un estilo casual no se realizaría el afeitado de la zona del cuello, no obstante en muchos rostros tener todo a la misma longitud puede dar una apariencia no deseada, ya que suele añadir visualmente algún que otro “kilo” al rostro.

Para esto podemos recortar nuestra barba cada 2 o 3 días con la longitud deseada en todo el rostro y aplicaremos una menor longitud en la zona del cuello, papada e incluso zona superior de los pómulos, por ejemplo, si en nuestra máquina estamos recortando la barba en el 4, aplicaríamos a las zonas indicadas el 3 o incluso el 2 con el objetivo de eliminar densidad y “descargar” esas zonas, pero sin afeitar para mantener el estilo desenfadado, consiguiendo a su vez que visualmente destaque la mandíbula.

 
Barba corta casual
 

También puedes probar recortando estas zonas de menos a más, aplicando un número muy bajo e ir subiendo de 1 en 1 por capas para conseguir un efecto que se conoce como “fade”, en el cuello se realizaría recortando muy corto en la parte más baja del cuello e ir subiendo hacia la línea de la mandíbula aumentando la longitud de corte, en cambio en los pómulos podríamos aplicar una longitud muy corta en la línea superior e ir aumentando según vamos acercándonos a la línea que define la mandíbula.

No siempre tiene que ser necesario aplicar estos “trucos”, en cualquier caso te recomendamos probar hasta encontrar la apariencia más acorde a la forma de tu rostro, jugando con las diferentes posibilidades.

 

Barba perfecta

Este tipo de barba se caracteriza por tener las líneas delimitantes definidas, sobre todo en la zona del cuello donde se eliminaría el vello por medio del afeitado o incluso en las zonas de los pómulos.

Es importante tener en cuenta que este estilo de barba requiere una atención diaria ya que en el momento que no afeitemos las zonas libres de barba obtendremos una apariencia descuidada en tan solo 1 día.

Dependiendo de si definimos con precisión las líneas que delimitan la barba o por el contrario evitamos ser tan “perfeccionista” obtendremos un look más cercano a la barba desenfadada pero con la definición de zonas de la barba “perfecta”.

Para facilitar el corte en las líneas te recomendamos usar un aceite o gel de afeitar que no emita espuma, de esa forma podrás ver en todo momento el afeitado de la zona a definir (recuerda también hacerte con un buen aftershave), en el resto de la barba simplemente aplicarías la longitud deseada por medio de la recortadora de barba cada pocos días, mientras que las zonas “libres” se deberían afeitar a diario.

 
Barba corta perfecta
 
A continuación podemos ver un ejemplo de las zonas de corte, en la primera foto vemos las líneas definidas por donde debemos afeitar para obtener una barba de estilo definido, mientras que en la segunda imagen vemos zonas a reducir densidad aplicando una menor longitud con la recortadora de barba, pero sin afeitar para poder conseguir un estilo desenfadado.
 
Barba recortar
 

Una piel y barba suave como el culito de un bebé

Por contra la barba corta tiene el inconveniente de que puede “picar” o incluso raspar a quienes se acerquen demasiado por lo que es importante realizar unos cuidados básicos para minimizarlo.

 

Exfoliar

Es importante exfoliar el rostro al menos 1 vez a la semana a fin de eliminar la piel muerta que tiende a ser muy presente en barbas de longitud corta, si se sufre una descamación de la piel recomendamos que leas nuestro artículo “Descamación o caspa en la barba, causas y soluciones“.

En nuestra sección de exfoliantes faciales encontrarás muchas opciones para mantener tu piel limpia y sana.

 

Suavizar el vello facial

La barba corta tiende a picar tanto a uno mismo como a quien se roce con esta, por ello para mantener un vello facial suave recomendamos hacer uso de un aceite para barba, estos no son más que aceites hidratantes formulados de forma específica para el vello que compone la barba y que es muy diferente al que tenemos en el resto de nuestro cuerpo, estos aceites consiguen mantener una correcta hidratación en la barba, así como en la propia piel que se esconde tras esta con el objetivo de evitar picores, rojeces, hidratar la piel y vello, favorecer el crecimiento sano del mismo y suavizarla, todo ello con tan solo unas gotas diarias bien repartidas por nuestra barba.

Si quieres saber más acerca de estos aceites puedes consultar nuestra guía “Aceite para barba, todo lo que necesitas saber” y también ver los aceites para barba disponibles en nuestra tienda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *