Colonias sólidas, el olvidado convertido en imprescindible

Las colonias o perfumes sólidos no son ningún concepto nuevo, su uso se remonta a tiempos de los egipcios, donde únicamente la elite tenía acceso a este producto de lujo que era considerado sinónimo de salud y pureza espiritual (dice la rumorología que Cleopatra ponía un poco de este ungüento en sus labios antes de besar).

Colonias sólidas fáciles de llevar

En nuestra sociedad, el auge en popularidad de este tipo de fragancias comienza hace unos años con especial incidencia en USA (en España aún pasan muy desapercibidas), esto se debe a las numerosas ventajas que este formato aporta en su uso:

  • Su formato reducido, normalmente en una pequeña lata de metal, hace que sea sencillo llevar a cualquier parte, incluso en el bolsillo del vaquero para poder aplicar en el momento deseado.
  • Los componentes base suelen ser aceites esenciales y ceras, salvo excepciones no cuentan con alcohol (o con una proporción mínima) por lo que son seguros para todo tipo de pieles sin miedo a irritaciones u otros efectos adversos.
  • Se usan fórmulas concentradas, esto hace que sean bastante duraderas y que no se necesite más que pasar el dedo suavemente para realizar una aplicación.

Cómo usar una colonia sólida

En Ebalus estrenamos hace poco la sección de fragancias con tres marcas de colonias sólidas que están teniendo una muy buena acogida, Fulton & Roark, ØRESND y Solid Cologne

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *