¿Sabes qué tipo de pelo tienes?

Para saber trabajar tu pelo, primero debes saber que tipo de pelo tienes. De este modo, por extensión, distinguiréis con más facilidad los productos os van a venir mejor. Sobre cuál es más adecuado según tu tipo de pelo hablaremos en otros artículos más completos y específicos. Mientras tanto aquí os dejamos un resumen muy rápido de las categorías de cabello.

Todos conocemos las cuatro categorías básicas: pelo liso, pelo ondulado, pelo rizado y pelo afro/étnico. ¿Pero a que no sabíais que dentro de esas categorías encontramos otras subcategorías? Aquí os contamos un poco de que van estas clasificaciones; podréis empezar a conocer las peculiaridades y características de vuestro pelo con este pequeño esquema.

1ª Categoría, pelo liso

Es el más fácil de reconocer y no tiene más categorías, es simplemente liso, carece de ondas. Es el pelo con menos volumen de todos los existentes. En general suele ser un pelo fino y delgado. Lo bueno es que hay muchos productos que te ayudan a domarlo y sacarle partido.

2ª Categoría, pelo ondulado

El pelo ondulado es el más común, tiene ondas con forma de S. Es el tipo de cabello que más resiste, suele tener mucho brillo y es fácil de domar. Si eres de los afortunados en tener este tipo de pelo tendrás más libertad para cualquier peinado que te propongas, dado que es el más intermedio de la clasificación.

Dentro de este pelo ondulado tenemos la categoría 2A que es un cabello con ondas muy ligeras en forma de S que aparecen de la mitad a las puntas, es fino y con poco volumen. El pelo de tipo 2B tiene ondas con forma de S que aparecen más cerca de las raíces, esta clase de ondas pierden definición con facilidad y además tienden al encrespamiento. El cabello de tipo 2C forma ondas y también algunos rizos. Estos ya se aprecian desde la raíz. Es el más grueso de los ondulados; y soporta muy bien secador y planchas.

3ª Categoría, pelo rizado

El cabello rizado es fácilmente reconocible, los tirabuzones están muy definidos sin pero son los que más encrespamiento sufren con la humedad. En general suelen ser de tacto suave.

Tenemos los de tipo 3A, es un cabello con rizos de gran tamaño, están definidos y son elásticos. Tienden al encrespamiento y pierden definición fácilmente, pero son fáciles de trabajar en general. Los cabellos de tipo 3B tienen un rizo de menor tamaño que los anteriores, menos brillos que los de clase 2C o 3A. Su textura es gruesa y densa. Los de tipo 3C tienen forma de sacacorchos, su rizo es de menor diámetro, son los más gruesos y más voluminosos, y se encrespan con facilidad.

4ª Categoría, pelo afro/étnico

El cabello de tipo afro/étnico va desde los rizos con patrón Z hasta los más rizados que no tienen ninguna forma definida. Esta clase de pelo es frágil, áspero y de apariencia esponjosa.

Tenemos los de tipo 4A que parecen muelles y su diámetro es similar al de un lápiz. Tiene algún rizo del tipo 3C. Es un cabello frágil pero es el que más humedad retiene en comparación con sus otros subtipos. El cabello de tipo 4B tiene un rizo que encoge la longitud en un 75%. El cabello del tipo 4C es similar al anterior salvo que carece de definición alguna.

A veces puede parecer un poco complicado diferenciar tu cabello entre tantas subcategorías pero no deja de ser curioso que estás existan, y comprobar como la línea entre una categoría y su siguiente es demasiado fina. ¿Ya sabes qué tipo de pelo tienes? Próximamente sabrás qué productos para el cabello te ayudarán a sacarle todo el jugo a tu pelo. Desde champús a acondicionadores, pasando por fijadores y accesorios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *