Teñirse la barba, consejos y cuidados

Mantener una barba es un trabajo que requiere de tiempo dedicación y cuidado. Por eso cuando queremos cambiar un poco de estilo o si nos disgustan esas canitas recurrimos a los tintes, y aunque algunos se sorprenderán, es de lo más habitual.

Ocultar las canas, reavivar el color natural e incluso probar un nuevo tono son opciones que nos ofrecen los tintes. Y por eso teñirse la barba es una tendencia que está cada vez más en alza en los últimos años, cada vez más solicitadas en las barberías.

Eligiendo el color, lo más importante

Elegir el color es un paso clave y depende del objetivo, sea tapar canas, dar mayor apariencia de frondosidad a la barba (usando tonos oscuros) o simplemente buscando un cambio radical por medio de un color atrevido.

Siempre recomendaremos que acudáis a un profesional ya que seguramente obtendréis un resultado más a la altura de vuestras expectativas que realizando la coloración en casa. El tono final dependerá de la base natural y del brillo de la fibra capilar, es tan complicado como parece y no por comprarte un bote de un color de pelo determinado te va a quedar exactamente como ese tono.

También hay que tener en cuenta que la elección de color influirá bastante en el trabajo posterior de cuidado. Debes ser consciente de que cuanto mayor sea el contraste con el color actual de tu barba con más frecuencia tendrás que teñirte para mantenerlo, pues las raíces te delatarán.

No es lo mismo cabello que vello

Parece obvio pero a veces no reparamos en ello y es que el pelo y la piel no son iguales en cabeza y cara.

El pelo que se encuentra en la barba es mucho más duro y áspero con lo que es más resistente a la coloración, además al tener menos densidad de pelo que en la cabeza se debe tener mucho más cuidado para no dañar la piel, así como evitar mancharla.

Y es que muchos de los tintes para cabello contienen químicos como el amoniaco, pero el cuero cabelludo no es la piel del rostro, acabaría sufriendo con un tinte de este tipo.

Si buscas la opción más orgánica, la solución estaría en el conocido como henna, un tinte orgánico y natural, de origen vegetal no abrasivo y que se lleva usando desde hace cientos de años, este tipo de tinte tiene una menor duración y solo abarca los tonos marrones, caobas, rojizos y anaranjados, nada más. Además resulta más complejo saber cual será el color final tras su aplicación.

También existen opciones químicas no abrasivas, diseñadas de forma específica para el uso en barba con las que podrás conseguir un rango de colores más amplio y un resultado final más preciso, marcas como la archiconocida JUST FOR MEN, disponen de todo un rango de productos para teñir la barba con un proceso de aplicación a prueba de los más torpes.

Por si te pica la curiosidad, en el siguiente vídeo puedes ver al influencer Jeff Buoncristiano en un antes y después aplicando un tinte en su barba de esta conocida marca.

Cuidados para una barba teñida

Ahora que ya sabes un poco sobre el proceso de teñirse la barba, hablaremos del cuidado de una barba teñida que es donde entramos nosotros. El proceso del tinte debilita el vello, haciendo que retenga peor la hidratación y dando como resultado un pelo más seco.

Para evitar esto serán claves productos hidratantes como un aceite hidratante o un bálsamo para barba. Y si tenéis una barba media o larga no olvides cepillar para estimular el flujo sanguíneo y la producción de sebo y de este modo evitar una piel deshidratada y una barba seca.

Por último si quieres la rutina de cuidado definitiva con la que el tinte se mantenga por el mayor tiempo posible, usa un jabón natural en el lavado diario para no ser agresivo con el tinte, vello y piel.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *