Trucos y consejos para cuidar tu cabello

Pomadas base aceite, la guía definitiva

Pomadas base aceite, la guía definitiva

Pocas cosas influyen tanto en tu apariencia como tu peinado, a día de hoy existen tantos productos como estilos o más si cabe. Pero hace 100 años la variedad de cortes de pelo y estilos era mucho más reducida y todas iban asociadas a un producto, la pomada base aceite.

Nos referimos con base aceite a aquella que contiene petrolatum, vaselina, parafina o un derivado similar. En este artículo dejaremos a un lado las pomadas base agua que son las más comunes en la actualidad.

Historia de las pomadas

Asociamos el uso de la pomada a los años 50, época dorada el Rock’n Roll donde iconos de la época lo usaban para crear todo tipo de estilos transgresores para aquellos tiempos (Pompadour, Flat top, Duck Tail), esto causó que determinadas marcas consiguieran un estatus de culto absoluto.

En los años 60 se seguía usando ya como un básico para cualquier hombre, personalidades como Don Draper (Mad Men) nos evocan a aquella época y nos hacen pensar en la cantidad de kilos de pomada que habrían gastado para mantener su cuasi perfectos peinados.

Si nos vamos un poco más atrás, fue ya por los años 20 cuando se fundaron las bases dado que el aceite para pelo y brillantina era lo único disponible para realizar los repeinados, brillantes y clásicos estilos de estrellas de cine.

Pero incluso si nos vamos aún más atrás en el tiempo, era ya en el siglo 18 que la pomada base aceite era usada, eso sí, se trataba de un producto de lujo, exclusivo y accesible únicamente para la alta burguesía. El término pomada deriva del latín pomum (fruta) ya que originalmente esta sustancia solía ser un ungüento «para todo» que mezclaba manzanas, grasas animales y hierbas, no fue hasta finales de este siglo cuando se empezó a usar de forma específica con fines cosméticos.

historia-pomadas

Ingredientes

Las pomadas base aceite actuales suelen tener como principales ingredientes petrolatum (tipo parafina o vaselina) y la fragancia en si.

En la antigüedad en cambio se usaban grasas animales, provenientes de cerdos, osos y otros. Pero a día de hoy las grasas animales ya no se usan, lo más parecido sería la cera de abeja y lanolina, ingredientes que si siguen teniendo cabida en el mundo cosmético por sus propiedades.

Esta materia base se completa usando fragancias naturales o sintéticas así como aceites de oliva o coco con el fin de dar cierto brillo, así como revitalizar e hidratar el cabello seco.

Eligiendo la pomada perfecta

A la hora de seleccionar la pomada perfecta debes tener en cuenta que es un producto difícil de comprender, requiere prueba y error dar con la pomada ideal (cada una ofrece fijaciones diferentes, más o menos brillo), encontrar la cantidad perfecta a usar, por ello se quiere paciencia y práctica.

Para los novatos es recomendable empezar con dos pomadas de diferente fijación y brillo, de esa forma podrás compararlas fácilmente, ver cual es la que mejor casa con tu tipo de cabello y peinados e incluso mezclarlas para conseguir el resultado que buscas!

Aplicación

Recuerda que estamos ante un producto muy potente, aunque no lo creas, empieza por una cantidad mínima, muy pequeña, la pomada no es un gel, no se endurece totalmente por lo que siempre puedes añadir un poco más para completar el estilo si fuese necesario.

La mayoría de pomadas vienen en un envase tipo lata, aunque te pueda parecer un estilo retro muy bonito, tiene su explicación, evoca a los origenes cuando estas pomadas se calentaban en la estufa para ablandarlas antes de ser usadas.

Aunque no te vamos a llevar a este punto, si es recomendable que la pomada se ablande para su uso, esto lo podemos hacer poniendo la cantidad deseada en las palmas y frotando hasta notar la sensación de que se derrite.

En lugares con mucho frío puede no ser suficiente, en estos casos bastará con ablandar la capa de arriba con un secador de pelo para conseguir el punto exacto de aplicación.

Una vez aplicado puedes conseguir estilos clásicos rozando la perfección simplemente con la ayuda de un peine, looks más desenfadados peinando con las manos o incluso conseguir ondulaciones con un peine redondo o de rodillo.

aplicacion-estilos

El efecto!

Una vez aplicado notarás que tu cabello queda con un brillo sofisticado que te hará parecer todo un gentleman, las pomadas base aceite mantienen tu cabello suave, manejable de forma que podrás pasar un peine sin problemas para ejecutar estilos muy precisos. A su vez este tipo de productos no se secan como los geles que conocemos, por lo que tendrás un estilo remoldeable a lo largo del día.

Eliminando la pomada

Las pomadas base aceite son productos que agarran en el pelo con mucha fuerza, esto implica que dependiendo de la pomada y cantidad usada, eliminarla del cabello sea tarea difícil.

Es por este motivo que te recomendamos experimentar con cantidades pequeñas, también existen champús específicos para pomadas que te ayudarán a eliminarlas con mayor facilidad.

Lo normal es tener que realizar varios ciclos de lavado en caso de uso de champús normales, añadiendo un poco, enjuagando y así sucesivamente.

Recomendaciones

Superior Vintage Special Edition
Pomada fijadora
X-Tra Heavy
Pomada fijadora
Nu Nile Hair Slick
Pomada fijadora
Monster Hold
Pomada fijadora
Grease Heavy Hold
Pomada fijadora
eXelento
Pomada fijadora
Mogul Grease Pomade
Pomada fijadora
Original Pomade
Pomada fijadora

Conclusión

Las pomadas base aceite son sin lugar a dudas un excelente recurso para conseguir los looks más clásicos y elegantes, así como hidratar y cuidar tu cabello y cuero cabelludo.

Pero se trata de un producto que no siempre convence y que requiere mucha práctica, eso sí, te podemos asegurar que una vez das con la combinación perfecta siempre estará en tu repisa.

¿Tienes dudas o preguntas? Usa nuestro consultorio

Suscríbete a nuestro boletín

Enviamos como mucho un boletín al mes, siempre cargado de novedades y descuentos exclusivos

© 2021 Ebalus - Todos los derechos reservados