Consejos para el cuidado facial

¿Qué tipo de piel tengo? Estas son las razones por las que debes saberlo

¿Qué tipo de piel tengo? Estas son las razones por las que debes saberlo

¿Piel mixta, grasa, seca, normal o sensible? Identificar tu tipo de piel es esencial para aportarle el cuidado que necesita, pues las necesidades de cada una difieren en su limpieza diaria, exfoliación e hidratación.

Si te preguntas “qué tipo de piel tengo”, te dejamos una serie de indicaciones para aclarar tus dudas.

Por qué es importante saber cuál es mi tipo de piel

Usar los productos inadecuados para tu tipo de piel no solo es ineficaz en la mayoría de los casos, sino que también puede resultar dañino.

Además, hay que tener presente que si bien la genética determina el tipo de piel, factores como la alimentación, la higiene y los cambios hormonales también influyen en el estado de tu piel.

Conocer los distintos tipos de piel y dónde encaja el tuyo es de utilidad para seleccionar los tratamientos correctos en caso de padecer imperfecciones como acné o arrugas.

Si continúas preguntándote “qué tipo de piel tengo”, ¡sigue leyendo!

Midnight Rider
Jabón para cara, barba y cuerpo
Shipwreck Shower Wash
Gel para todo el cuerpo
Shower Kit
Kit de aseo
Blackbeard's Delight
Jabón para cara, barba y cuerpo

Cómo saber tu tipo de piel

Podemos diferenciar cinco tipos de pieles: seca, mixta, grasa, normal y sensible; sin embargo, la piel mixta, grasa y seca son las que más dudas plantean.

Toma nota para aprender cómo saber tu tipo de piel.

Piel seca

La piel seca se caracteriza por ser áspera, escamosa y/o tirante, con tenedencia a agrietarse con facilidad.

En este tipo de piel, las glándulas sebáceas (aquellas encargadas de producir grasa para mantener la piel hidratada) segregan menos grasa de lo normal, además de retener menos humedad.

Estos hechos tienden a favorecer las marcas de expresión, pero, a su vez, facilitan el tratamiento de este tipo de piel, en el que principalmente se requerirá de aceites o cremas faciales para hidratar en profundidad y el uso de tratamientos antiedad.

Piel mixta

La piel mixta es aquella que produce más grasa en la zona de la frente, nariz y barbilla, más conocida como la zona T, notando un brillo persistente, mientras que el resto del rostro (principalmente los pómulos) tiende a resecarse o a presentar un aspecto normal.

Para tratarla, se recomienda un jabón limpiador facial suave y exfoliar la zona T una vez a la semana, además de usar una crema hidratante no grasa.

Piel grasa

La piel grasa es aquella que genera sensación grasa a lo largo del día y presenta poros grandes e imperfecciones tales como puntos negros y granitos, especialmente si esta mayor producción de grasa se mezcla con la suciedad.

Sin embargo, la buena noticia es que este tipo de piel tarda más tiempo en presentar arrugas al retener forma continua una mayor humedad en la misma, favoreciendo la hidratación natural y mantiendo la elasticidad por más tiempo.

Para tratarla adecuadamente, emplea limpiadores faciales que limpien en profundidad aunque evita hacerlo con demasiada frecuencia, una vez a la semana sería suficiente.

De forma diaría trata de evitar una excesiva acumulación de grasa para evitar la aparición de puntos negros, para ello puedes usar un jabón facial suave de uso diarío lavando el rostro siempre que notes demasiado "brillo" acumulado.

Antioxidant Facial Oil
Aceite hidratante y antioxidante
Urban Protection Factor Moisturiser
Crema hidratante
Recover Eye Cream
Crema reparadora contorno de ojos
Balance Spritz
Nebulizador facial hidratante

Piel sensible

La piel sensible tiende a irritarse con facilidad, enrojecerse y notar incluso calor y picor, no deja lugar a dudas y es fácilmente reconocible dado que incluso el uso de cosméticos o jabones no adecuados podría provocar y aumentar dichos síntomas.

Si bien es cierto que la piel sensible podría a su vez ser grasa, mixta o seca.

En estos casos siempre se debe usar jabones naturales, sin componentes químicos, además de probar primero cualquier crema o producto facial en una pequeña zona no visible del cuello para valorar la tolerancia al mismo.

Piel normal

La piel normal no es una categoría en si misma, es aquella que simplemente no presenta las características propias del resto de tipos de piel, su cuidado simplemente debe basarse en una limpieza adecuada con jabones faciales para evitar la aparición de puntos negros y el uso de una crema hidratante para mantener la piel hidratada y evitar el envejecimiento prematura de la misma o aparición de manchas.

¿Cómo saber qué tipo de piel tengo?

Un pequeño truco para identificar tu tipo de piel y poder recurrir a los productos específicos para el rostro, es utilizar un papel seco que sea fino y lo uses para dar toques suaves sobre la piel de la cara en varios momentos del día. Si observas que el papel ha recogido gran cantidad de grasa, probablemente tu piel es grasa. Si, en cambio, solo se mancha con la zona T, tu piel puede ser mixta o normal. Y si, finalmente, no presenta apenas grasa, lo más probable es que tu tipo de piel sea seca.

¿Con qué tipo de piel te identificas: piel mixta, grasa o seca? Haz la prueba y comienza a utilizar productos de cuidado facial específicos no solo para tu tipo de piel.

¿Tienes dudas o preguntas? Usa nuestro consultorio

Suscríbete a nuestro boletín

Enviamos como mucho un boletín al mes, siempre cargado de novedades y descuentos exclusivos

© 2021 Ebalus - Todos los derechos reservados